Seguidores

lunes, 7 de junio de 2010

Capitulo 43.

En la televisión no echaban nada entretenido,nada que valiese la pena. Catherine se acercó a mí se sentó al otro lado del sofá. Y me cogió una galleta.
-Sabes ¿qué?-me dijo entusiasmada. La mire un poco intrigada.
-¿Qué?
-Lo único importante es gustarse a sí mismo no gustar a los demás, destacar esteticamente no es importante.
Me quedé un rato mirándola como embobada sin decir nada. Tampoco es que estuviese pensando algo, simplemente comía una galleta y la miraba.
-Sabias palabras.
-Como han cambiado las cosas Nicole.
-Y nunca volveran a ser lo que eran.
-No digas nunca.Nunca es imposible.
-Esta semana te ha dado por leer mucho ¿no?
-¡Jaja! No te piques Nico.
Le dirigí una mirada desafiante. Mamá estaba bajando las escaleras,sus tacones volvían a oirse,llevaba la misma falda que en el hospital. No se había cambiado, sólo se había pintado un poco y había cogido un bolso más grade.
-Chicas que me voy al trabajo,portaos bien ¿vale?
-Claro mamá, pero hoy no has dormido ¿no?
-Ya pero yo tengo que ir a trabajar.
-Bueno vale,que te vaya bien-le respondí haciendome la responsable
-Bueno chicas y apagad ya la televisión y poneros a estudiar que los finales ya estan aquí.
-Si mamá ahora mismo la apago cuando acabe la entrevista.
Ni siquiera sabía a quién estaban entrevistando, no tenía ni idea de que programa estaba puesto. Y tampoco pensaba apagar la televisión y de ningún modo irme a estudiar. Le dirigí una sonrisa y ella me la devolvió. Se metió las llaves de casa en el bolso y sacó las del BMW abrió la puerta y luego la cerró sin apenas hacer ruido, se montó en el coche y arracón. Por la ventana podía ver como se alejaba en la carreteraa y ya la perdí de vista. Deje de mirar la ventana y volví a coger otra galleta y la mojé en cola-cao.
-Nico ¿qué piensas hacer?
-Estudiar duro.
-¿Estudiar?¿Enserio?
-Ni de coña.
-Lo sabía, ¿entonces?
-No sé…
-Jaja ¡cuentame lo de la Vespa!
-¿Todavía te acuerdas de eso?
-Venga ya, Nicole no te hagas la tonta.
-Pues verás,salí de casa por que había quedado con Samanta y la Vespa se me quedó parada en medio de la carretera.
-¿Y?¿Como fuiste?
-Pues no puede arrancar y entonces apareció él con su moto y yo no quería subir, pero al final subí y me llevó.
-¿Él? ¿quién es?
-Bob.
-¡Estas loca! Pero aún sigo sin entender porque llegastes tan tarde a casa.
-Porque luego me llevó a un sitio super extraño y quería …ya sabes.
-Dios que cerdo.
-El caso es que le corte. Y ya no lo he vuelto a ver. Bueno en realidad solo han pasado horas.
-Jaja, eres…
-¿qué soy?
-no…nada. Eres mi hermana.
-Ya claro.
Nuestras miradas se cruzaron y ambas nos levantamos a la vez.
-¿Vamos en bici a buscar mi Vespa?
-Vale.
Cogí las llaves de casa y salimos. Me aseguré de cerrar bien la casa y cogí mi bicicleta, Catherine se subió en el sillín y yo iba pedaleando.
-Verás ¡que nos caemos!
-Tranquila esto lo hacen en todas las películas-le contesté para tranquilizarla. En realidad en todas las películas que lo hacen las chicas acaban en el suelo. Como me temía yo también que íbamos a acabar porque la cuesta arriba la llevaba cada kilómetro pero.
-Tu ves demasiadas películas.
-Tienes razón, pero todas románticas.
-¡Jajaja!
La verdad finalmente no acabamos en el suelo ninguna de las dos, tuvimos momentos de tensión pero nada más. Ahí justo dónde yo la había dejado estaba mi Vespa abandonada.
-Ahora ¿qué hacemos?-me dijo Catherinemientras se bajaba del sillín poco a poco.
-No sé dame la rueda que traigo en la cesta.
-Toma
-Ven ayudame a tumbar la Vespa, por fa.
-Dios mio como pesa.
Catherine cogió del manillar y yo de la rueda pinchada trasera. La volcamos en en suelo y le sacamos la rueda le pusimos la nueva y la volvimos a poner de pie. Luego cruzamos los cables del motor para ver si funcionaba y la moto arrancó.
-¡Génial!
-Vas para mecanica Nico.
-Ni lo sueñes.
-Estúpida.
Catherine se suibió en la bicicleta y yo arranqué la Vespa. Salimos a la carretera y procuré ir lo más despacio posible iba casi al mismo ritmo que Catherine. Hacía bastante calor, lo normal a finales de mayo.
Llegamos a casa . Estábamos algo cansadas las dos.
-¿Nos vamos a la playa?
-¿A la playa?
-¡Si!
-Jaja enserio Nicole estás loca.
A eso no le contesté pero me reí bastante, al parecer mi hermana no conece otro adjetivo para describirme. Todo el mundo esta loco, rematadamente loco.


Cogí una cesta y un biki que me había comprado en Zara hace unos días. Me quité la ropa y me lo puse cogí unos pantalones cortos y una camiseta y las chanclas. Metí la crema y el aceite en la bolsa y también algo de dinero que había en el mueble del pasillo.
Bajé dando chanclazos y Catherine ya estaba en la puerta esperándome. Metí las llaves de casa y mi móvil también el bolsa y cogí del llavero las llaves de la Vespa. Las dos nos subimos. Enseguida arranqué.
La playa estaba relativamente cerca del pueblo donde vivíamos. Pasando unas cuantas montañas ya se comenzaba a ver. La inmensidad del mar azul cielo y el sonido de las olas que mil recuerdos de verano me traía.

5 comentarios:

  1. love your blog

    checkout my shoppingblog

    http://ruleoffashion.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. me encanta(L)
    te sigo!

    http://sweetdevilyounger.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tu blog! Y el nombre de Nicole me vuelve loca jaja

    xoxo

    Redhead in Law

    ResponderEliminar
  4. Guau! Tu blog es genial, yo ahora estoy empezando, pero se nota que te curras mucho los textos :) y las imagenes tanbien son increibles!
    Te sigo!
    Un beso!
    Lau.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta! es increíble de verdad! Porcierto ya está el capitulo 9 de El despertar en Roma! continúa así, es genial! un besazo!

    ResponderEliminar